La felicidad es una decisión

feliz600El título de esta entrada viene de una conversación sostenida con mi papá hace unos años. Yo llevaba un tiempo dedicándome a las terapias, con el objetivo de ayudar a la gente a alcanzar la felicidad y le contaba cómo era aquel trabajo. Entonces él me dice algo como: “Yo soy feliz, desde que decidí serlo”.

Creo que me reí. No porque lo encontrara tonto, sino porque me sorprendió. Nunca había escuchado a nadie poner la felicidad como una decisión antes. Pero a lo largo de estos años, más me ha sorprendido que no todos sepamos que precisamente eso es, que ser feliz tiene que ver con pararme en un lugar distinto y observar todo lo que ocurre, lo que ME ocurre, lo que he construído, con un nuevo lente.. o mejor, con nuevos ojos.

Despertar cada día con el objetivo de ser la mejor persona posible, de ser más feliz que el día anterior y trabajar por que así sea. Porque la felicidad, al ser una decisión, es también un trabajo, un esfuerzo constante que debo hacer… y paga tan bien! Con esa sensación interna de que todo está muy bien.

Te invito a despertar cada día y tomar la decisión de ser feliz. Recordarla cuando no me siento bien, cuando me enfermo o cuando algo sale mal. Y en ese momento, decidir ser feliz nuevamente.


El Hilo
de Ariadna

Contacto

Dudas? Comentarios? formulario de contacto

Suscríbete